Guardians of the Moor


Guardians of the Moor
4 (80%) 1 vote

Hace tiempo compré estos Guardians of the Moor de Confrontation. La gama de minis de Confrontation, en su día, eran un salto de calidad brutal, y rompían los esquemas a los que la Workshop nos tenía acostumbrados en aquella época. Además, justamente este jabalinero de Keltas era mi personaje en un juego de rol con miniaturas donde echábamos la tarde en aquellos años.

Guardians of the Moor

Hace poco decidí decapar un montón de mis viejas figuritas, Guardians of the Moor incluidos. Y como escribí este otro post sobre tipos de iluminación, creí conveniente practicar un poco sobre el tema. De modo que, el objetivo de pintar esta mini era, principalmente, hacer un ejercicio de iluminación cenital. Estoy contento con los resultados, pero soy consciente de que aún puedo (y debo) mejorar mucho más.

  • Esquema de color: Me gusta pintar minis con colores fríos, me gusta el resultado realista que le dan a la escena. El color dominante, claramente, es el ocre de la piel. Con este color tuve un problema y es que, la mitad del torso la pinté de golpe, pero cuando me puse con las piernas un tiempo después, no conseguí el mismo tono de piel. A la piel le di tonos con morado en las sombras, y al metal le di también tonos del mismo color y azules. De esta manera harían juego con el color del pelo y el taparrabos. Las cintas son de un marrón rojizo, cálido, para dar contraste.

Guardians of the Moor

  • Iluminación: Como he dicho, era el ejercicio principal de la mini, en lo que puse todo mi esfuerzo. La luz es cenital, por lo que la cara y el hombro del Guardian of the Moor es la zona con más blanco de la mini. La luz va apagándose a lo largo del torso, hasta llegar a los pies, que están mucho más sombreados. En la parte de atrás de la mini hice más énfasis en las sombras que en las luces, dejándolo todo mucho más apagado.
  • Cara: Hace no mucho vi una Cazadora de Hombres (de Avatars of War) en el facebook con unas pinturas tribales muy parecidas, de color turquesa. Me encantaron y decidí pintarlas parecidas, pero en negro. No quise ponerle iris a los ojos, para darle un toque místico al jabalinero de Kelts. Pensé incluso en hacerles brillar con un poco de luz focal, pero luego pensé que la cara quedaría rara con tantas cosas. El pelo lo pinté oscuro también. Azul, para comenzar con la esfera fría de la que hablé antes.

Guardians of the Moor

  • Peana: Es la primera vez que integro elementos tan evidentes en una peana. Hablo de los palitos que tratan de hacer el entorno natural. En realidad los he incorporado para poner una telaraña tal y como nos enseñan los chicos de Eureka Miniature en uno de su videotutoriales. Me pareció sencillo y decidí ponerlo en práctica, aunque he descubierto que mi pegamento no vale, y tengo que comprar otro más pastoso.

¿Qué os parece el resultado? Yo creo que es mejorable, pero estoy satisfecho.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *